ESTA CAUSA TAMBIÉN ES TUYA

Hoy se celebra en muchos países el día de la Mujer. ¿Y qué celebramos exactamente?

No celebramos lo maravillosas que somos, ni lo bellas, ni lo especiales, ni ninguno de esos atributos que se presupone nos tienen que agradar y tenemos que cumplir por el mero hecho de ser mujeres. No, hoy se celebra (o más bien se reivindica) la unión de las mujeres en su lucha, una lucha que lleva ya siglos a sus espaldas y que quiere terminar con la desigualdad y con el machismo imperante, el que mata y el que no, pues son indivisibles y lo que a veces nos parecen pequeños gestos machistas, conforman las distintas caras de un mismo dado que lleva en uno de sus costados la muerte.

Pero ¿por qué el 8 de marzo? ¿de dónde nace?

En 1910, durante la II Conferencia Internacional de mujeres socialistas, se decidió fijar un día al año para que las mujeres salieran a la calle a reclamar sus legítimos derechos, la igualdad de salario y el derecho a voto entre ellos. Un año después, durante el mes de marzo, en algunos países europeos salieron a la calle miles de mujeres  a manifestarse.

Días más tarde, en una fábrica textil de Nueva York donde principalmente trabajaban mujeres y niñas en condiciones de explotación (como en muchas otras fábricas de la zona en aquel momento), hacinadas, apretujadas entre máquinas de coser y metros de tela y algodón, donde ni siquiera se paraba los domingos y si te quejabas de algo te echaban a la calle, hubo un incendio mortal. Las llamas terminaron con la vida de más de un centenar de trabajadoras y por lo menos una veintena de trabajadores.

triangle shirtwaist factoryLas mujeres trabajaban en los pisos 8º, 9º y 10º y a los dueños no les había preocupado el que las escaleras de incendios estuvieran incompletas,  motivo por el que muchas no pudieron escapar. Algunas se lanzaron al vacío, otras murieron por asfixia y quemaduras.

Este fue el detonante para internacionalizar un día al año para la reivindicación de la igualdad y se fijó el 8 de marzo en el calendario.

Así que amigas, este día no es para que nos regalen flores ni nos envíen mensajes de whatsapp con rimas imposibles recordándonos lo bellas y maravillosas que tenemos que ser, este día nos recuerda que seguimos en la lucha, en la reivindicación de los que nos corresponde, que debemos continuar el trabajo que los movimientos feministas empezaron hace siglos y gracias a los cuales hoy tenemos derecho a votar o a estudiar.

Nos recuerda que debemos avanzar juntas, que cuando tocan a una nos tocan a todas, que por arte de magia nadie va a venir a solucionar esto, que llevamos más de cien años peleando por la igualdad y ésta todavía está lejos.

 Amigas, que el día de hoy nos sirva para coger fuerzas, para mirarnos y reconocernos, para manifestar la complicidad entre nosotras, esa que muchas veces desde la cultura machista se dice que no tenemos entre las mujeres, para alzar la voz por nuestros derechos, sin miedo.

Amigos, vosotros también sois bienvenidos a esta reivindicación de un mundo más justo e igualitario.

Aunque seguramente a vosotros no os pregunten si vais a tener hijos en las entrevistas de trabajo, ni os digan cosas por la calle cuando vais a comprar el pan; probablemente no hayáis sido acosados en una discoteca por una mujer camino del cuarto de baño ni tengáis miedo de ser agredidos cuando volvéis a casa por la noche.  Aunque vosotros no tengáis que aguantar eso cada día, esta lucha también es vuestra si la queréis.

Queremos que nos miréis a los ojos y nos reconozcáis como iguales, que nos respetéis (no hace falta que nos améis, con el respeto basta), que toméis conciencia de los privilegios que la cultura machista os concede, la misma que (privilegios a parte) aunque a vosotros no os mata como a nosotras, sí pone en vuestra persona obligaciones como “ser el fuerte” “no llorar” “ser quien tira de la economía familiar”… ¡basta ya de estereotipos! Uníos a la causa feminista.

Amigas y amigos, las reivindicaciones de hoy no deben terminar cuando se ponga el sol, deben continuar hasta que desterremos para siempre el miedo en nuestras calles, hasta  que dejen de asesinarnos, hasta que consigamos la igualdad en todos los aspectos de la vida.

Ese día podremos cambiar la reivindicación, por la celebración. ¿Lo hacemos?

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

6 comentarios en “ESTA CAUSA TAMBIÉN ES TUYA

  1. Seguramente vosotros(hombres) no hayáis nunca escuchado la frase de que ibas provocando por llevar falda después de sufrir una vejación sexual.

  2. Ni tampoco hayáis recibido como respuesta, al ir a denunciar la agresión, algo así como “no le ha pasado nada”

    —–
    No estar muerta no significa que no te haya pasado nada

  3. Bravo por este post, y por todos!!!
    Cierto es. El día 8, desgraciadamente no es un día de celebración sino de reivindicación por tantas y tantas cosas que no mejoran ni cambian. Y a veces tengo la sensación de que simplemente es porque los hombres no hacen nada por mejorar nuestras condiciones (no todos, desde luego).
    Me encanta cómo escribes, cómo te expresas.
    Tu blog es súper completo, diferentes a todos los demás y ameno.
    Siempre me has caído muy bien y ahora que te leo, mucho más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


− 2 = uno