NEÓFITAS EN ARCO

Hoy es miércoles, me levanto a las 7:30, desayuno con Pepa Bueno (no en persona, la escucho en la radio a través de los altavoces de mi teléfono), cojo el metro en hora punta y llego a casa del montador con el que estoy trabajando en un cortometraje. Cortamos todo lo que sobraba del guión (siempre sobra algo, mecachis) y llegamos a una versión que me gusta del corto, bien.

De ahí me voy a la radio y mi plan es pasar por casa a comer y cambiarme antes de ir a ARCO, la Feria de Arte Contemporáneo que empieza hoy en Madrid. Por la mañana no he sabido qué ponerme, ¿cómo se supone que vas a una feria de Arte? Debería vestirme con un rollo cool ¿no? Con algo de ropa que me ayude a tener cierto aire de intelectualidad artística, como diciendo “yo tengo mi propio universo también“. Tras un par de ojeadas a mi armario, he llegado a la conclusión de que no tengo ninguna prenda de ropa que cuente eso, ¿se puede contar eso con la ropa? Seguro que sí, pero yo a las 8 de la mañana no. Así que decido postergar la decisión de mi disfraz para la hora de comer.

Pero al final no me da tiempo a pasar por casa, de la entrevista de radio me voy a comer a un japonés con unos amigos y de ahí directa al metro, pues Ifema no queda cerca del centro que digamos. Tendré que conformarme con lo que llevo puesto: vaqueros, zapatillas y abrigo rollo madre.

Mi amiga Bea y yo somo neófitas en esto de ARCO y viajamos en el vagón gestionando nuestras dosis de excitación, curiosidad y nervios por ir a un lugar quenos es ajeno. Me pregunto si entenderemos el significado de alguna obra, si conectaremos, si ganará el arte o ganarán los prejuicios, que confesémoslo, no son pocos cuando se trata de arte contemporáneo.

Al llegar a Ifema tomamos un café para coger fuerzas y activar las neuronas, no sé si el café activa realmente las neuronas, pero aunque sea por efecto placebo, a mí me sirve. Doy por hecho que este es el marco ideal para pedir un café orgánico con leche de almendras y sirope de ágave (lo que podríamos bautizar como café contemporáneo), pero sólo tienen leche entera de vaca y sacarina. Primer tópico desmontado, aquí no hay postureo, de momento.

IMG_20160225_090129

Bea y yo nos sentamos en una mesa de plástico y junto a nuestros pies vemos esto, que consideramos ya una obra de arte.

 

 

 

Nuestra primera parada es para conocer a la ganadora del “Premio Solan de Cabras de arte joven“. Ella es Leonor Serrano Rivas, arquitecta y licenciada en Bellas Artes que ha ganado este concurso con su obra “Movimiento Armónico“. Se trata una instalación donde se crea un diálogo entre las imágenes proyectadas de las aves del paraíso y el propio espectador.

IMG-20160224-WA0039La danza del cortejo que realizan esas aves, símbolo del deseo, nos hipnotiza mientras paseamos alrededor de objetos arquitectónicos suspendidos en el aire. Leonor, la autora, nos ha seducido con su obra y también con su interés en implementar el arte en la educación de los más peques. 

 

 

Bea y yo salimos danzando como pajarillos de la instalación, deseosas de más experiencias. Nos sumamos a una visita guiada, me encantan, sin ellas siento que me pierdo más de la mitad de las cosas.

El recorrido empieza en la Fundación de Amigos de Museo del Prado, exponen la obra “Doce artistas en el Museo del Prado” donde 12 mujeres artistas han escogido una obra del Prado para reinterpretarla. Quedo fascinada por estas piezas y como me siento artística y muy contemporánea, decido prolongar la propia obra reinterpretándola yo también e incluyéndome en esta preciosa fotografía de Cristina García Rodero:

cristinaoriginal IMG_20160225_085747

IMG_20160226_121016

Seguimos avanzando y alucino con un nuevo concepto para mí, la anamorfosis. En una escultura de Jaume Plensa que consigue hacerme perder el contacto con mi propia perspectiva. Aquí tenéis una foto, aunque no se aprecia la sensación que te transmite , ojo a mi cara de “is this real life?”

 

 

 

 

La visita continúa y vemos de todo, obras hechas de pelo (sí, de pelo humano), obras que interactúan con las matemáticas y los números de Fibonacci, obras digitales, obras conectadas a internet que varían según los vídeos de youtube que visites, arte abstracto, pop, realista, en foto, en lienzo, en telas de saco, en camiones, en metal, en vasos… lo más interesante de todo es lo estimulante que resulta ver a alguien haciendo las cosas de otro modo. Abandonar el pensamiento vertical y fomentar el pensamiento horizontal encontrando así nuevas formas de expresión y reflexión.

IMG_20160225_085839Confieso que el libre-pensamiento que inunda mi cerebro me lleva a creer por un momento que el extintor de la foto es también una obra.

 

 

 

 

 

Bea y yo  conseguimos entrar en la zona de refrigerios y sofás y nos sentimos por un rato las reinas de Arco, donde por cierto sigue sin haber leche de almendras y sirope de ágave pero sí nos sirven un buen cocktail de limón. Aquí estamos entregadas a nuestros pensamientos:

Captura de pantalla 2016-02-26 a la(s) 12.15.19

De vuelta a casa nos damos cuenta de que hemos dejado atrás los prejuicios y eso nos ha permitido disfrutar de la experiencia, en el pensamiento horizontal no tiene cabida el cinismo pero sí el gozo de descubrir algo nuevo, artístico y contemporáneo.

¡Larga vida al arte!

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

8 comentarios en “NEÓFITAS EN ARCO

  1. Acabo de leer la descripción perfecta de cómo sería mi visita a ARCO con una amiga. Me encantaría ir, pero me pilla un poco lejos… Aunque con los que me ahorro del transporte podría comprarme el café con leche de almendras y sirope de ágave.
    Wonder Nana

  2. Viva el pensamiento horizontal siempre es importante ir un poco más allá de lo convencional con la mente abierta para evolucionar y por supuesto siempre Viva el Arte y la Cultura

  3. Estoy de acuerdo que el arte es importante . Me gusta la forma como pasar una mañana con una amiga .por cierto yo también tomó leche de almendra

  4. Este es el típico post del que ve la feria desde fuera, entra por primera vez y sale con prácticamente la misma idea. Falta de pasearse a conciencia por los stands, e informarse más allá de una “visita guiada”. Y lo digo, porque, aunque el último párrafo parece redimir el texto, en realidad, la gracia del extintor, o de la bolsa del día, no son más que el chascarrillo de siempre. Lo más interesante de este artículo, para mí, es saber que habéis podido entrar el día dedicado a profesionales del sector, sin serlo, y accecer a la zona VIP. Lo que, por otra parte, cumple ese lado de glamour, que todo neófito anhela cuando va a ARCO: el famoso postureo…
    Espero que el año que viene volváis con más intención de “gozar” del arte y menos del cocktail de limón.

  5. Me ha gustado mucho tu description asi como tu sano sentido del humor al hacer algunas referencias. Espero impaciente tu proximo post asi como tu proxima visita a Arco

  6. Me ha gustado tu blog, como siempre, pues aunque en algún momento siempre se es neófito en los temas, como yo, haces que sienta curiosidad e interés por verlos.
    Sigue como siempre recomendando que seguiremos con mucho interés todo lo que publicas.
    Yo también tomo leche de almendras, jaja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


nueve + = 15