TRADICIÓN, TORTURA Y FIESTA

Guardo muchos recuerdos de mi época del cole, pero tengo especialmente grabado en mi memoria el día que visitamos una pequeña granja de animales en el Montseny. Me impactaron el cariño y respeto con el que el pastor y la pastora hablaban de sus vacas, gallinas y cabras. Recuerdo los ojillos de las ovejas mirándonos con expectación, o eso creía yo, tal vez la expectación era nuestra y yo la veía reflejada en sus ojos. Recuerdo a los perros de la granja, corrían libres y venían curiosos a olernos y de paso a asegurarse de que éramos inofensivos, eran animales cariñosos y nos trataban a todos por igual, no conocían los términos freaky de la clase o marginado, no nos prejuzgaban y transmitían bondad.

Durante la visita, la profe y el pastor nos hablaron de la importancia del amor por los animales, de cómo forman parte de nuestro ecosistema y del ciclo de la vida. Ese fue un día importante y bello para mí.

Veinte años después, el recuerdo de esa visita reaparece con tristeza en mi memoria al ver esta foto difundida por PACMA de la celebración (si es que puede llamarse así) de las fiestas del Torito del Alba:Captura de pantalla 2016-05-30 a la(s) 09.01.15La imagen muestra todo lo contrario a lo que aprendí en la granja del Montseny y que me pareció tan fundamental para la vida. El respeto y el amor por otros seres vivos desaparece en esta foto, en favor del miedo y la crueldad.

Me pregunto el porqué de este martirio y leo que el alcalde del pueblo lo defiende reivindicándolo como TRADICIÓN.

Tradición eran hace siglos los sacrificios humanos (sobre todo con niños)  y hace no tanto la esclavitud y no por eso los mantenemos y defendemos. No tenemos todavía una sociedad justa, pero sí hemos evolucionado en muchos aspectos y debemos seguir haciéndolo. No tiene justificación alguna la tortura como fiesta, la crueldad que ejercemos hacia estos seres indefensos a los que maltratamos en grupo no sólo les hace daño a ellos, que sienten un dolor inmenso y viven con terror las últimas horas de su vida; también nos hace daño como sociedad, pues estamos fomentando la violencia, celebrando la insensibilidad y transmitiendo unos valores terroríficos a los más jóvenes.

Pensemos en esto:

  • Está científicamente demostrado que la interacción y respecto por los animales fomenta la empatía, mejora la autoestima y la capacidad de relacionarnos con los demás.
  • En niños y adolescentes ayuda a desarrollar diversas áreas incluyendo el amor y los afectos, además de estimular la responsabilidad.  
  • En los adultos está demostrado que la presencia de animales puede disminuir el miedo y la ansiedad.  
  • En personas con trastornos mentales o minusvalías físicas, los animales son una terapia sumamente beneficiosa.
  • Y en las personas mayores está demostrado que compartir la vida con una mascota les ayuda a combatir la soledad e incluso a mantenerse activos.

Entonces, si el buen trato con animales tiene todos estos beneficios a nivel individual ¿cuáles son los efectos del maltrato a los mismos?

Creo que está claro y que estos efectos no nos van a gustar.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

EN EL PAÍS DE LOS CIEGOS

Hace cuatro años, durante las manifestaciones del 29 de Marzo en Barcelona, un mosso d’esquadra disparó una pelota de goma que impactó en el ojo de un joven activista italiano que se dirigía a Plaza Cataluña. Escribo esto y pienso que podría ser yo, podría no tener ojo por haber ido a esa misma manifestación.

La historia de este joven inspiró a Marc Crehuet para escribir la obra de teatro “El rey tuerto”, cuya versión cinematográfica se estrena hoy.

El destino ha querido que el estreno del film coincida con el juicio del caso de una joven catalana a quien la visión en un ojo también le fue arrebatada por el disparo de una pelota de goma. El suceso ocurrió el mismo año, 2012, en Barcelona. Ella también podría ser yo. Y tú.

Cuesta creer que estos casos sean reales, estos y los cinco más (que yo sepa) que han tenido lugar en España en los últimos seis años. Tú y tu derecho a manifestarte vais por la calle tranquilamente hasta que ¡PUM!, nunca más verás el mundo como lo veías antes.

¿Os imagináis el día a día de una de las víctimas después de lo sucedido? ¿Habrá vuelto a manifestarse? ¿Qué sentirá cuando ve a un policía?

¿Os imagináis la vuelta a casa del anti-disturbios que apretó el gatillo? ¿Habrá vuelto a disparar? ¿Se sentirá mal por lo ocurrido? Si pudiera, ¿también se manifestaría contra el sistema que le está recortando el sueldo?

¿Os imagináis que el anti-disturbios y la víctima, por un capricho del destino, acabaran cenando en la misma casa?

El-rey-tuerto

Esto es lo que plantea el interesantísimo film que os quiero recomendar hoy, EL REY TUERTO. Una peli que no os dejará indiferentes y que os removerá tanto a nivel emocional como racional.

El Rey Tuerto consigue meterte en la piel de una víctima de una pelota de goma que ha perdido un ojo y en la piel del hombre que la disparó. Papeles interpretados magistralmente por Miki Esparbé y Alain Hernández.

Durante hora y media viajas por sus emociones y sus contradicciones, les ves odiarse, temerse e incluso hasta caerse bien. Sus interpretaciones (y claro está, los diálogos que las sustenan) convierten la peli un chute de realidad cargado de humanidad y aquí viene un giro inesperado, de humor. Sí, sí, te ríes viendo la peli. Os lo juro.

El-rey-tuerto-Victimas-y-verdugos-de-nuestro-tiempo_landscape

También me gustaría compartir con vosotros/as que El rey tuerto ha supuesto para mí el descubrimiento de dos actrices maravillosas: Ruth Llopis y Betsy Núñez, que en la peli son las respectivas parejas de los personajes de Miki y Alain.

El arte está para revolver, remover y promover y eso es lo que hace EL REY TUERTO, te zarandea por dentro, te obliga a hacerte preguntas y finalmente a querer hacer algo para encontrar las respuestas.

Aquí os dejo el tráiler.

 

 

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

NO DIGAS TU EDAD, MIENTE

“Si tienes otra entrevista en la ciudad, no digas tu edad, miente”. Esto es lo que me dijo una directora de casting norteamericana hoy hace tres años.

Os sitúo: Mes de mayo de 2013. Los Ángeles, California. Me encuentro en Hollywood porque estoy rodando una peli independiente titulada VIOLET, escrita y dirigida por Luiso Berdejo.

violet2

Fotograma del film VIOLET

Animada por la gente del rodaje y dado que el cine indie americano me interesa bastante, intento conseguir alguna entrevista con directores/as de casting que trabajen en películas pequeñas o que se dediquen también a las co-producciones europeas. Ruedo casi todos los días, así que no me vuelvo loca por conseguir muchas citas. Finalmente tendré dos.

El día que libro me dirijo a una de ellas . Recuerdo el largo pasillo enmoquetado, más propio de una peli de los Coen cuyo título no recuerdo, que de un edifico de oficinas. Avanzo un rato  hasta encontrar el número de la puerta a la que me dirijo.

Llamo al timbre, la puerta vintage se abre y yo entro en la sala. Saludo a la recepcionista con algo de miedo y pronuncio mi propio nombre como si no hablara bien español, algo así como: letisha doulera. Ella levanta la mirada y me enseña todos sus dientes. Me dice que espere ahí mismo y vuelve a su expresión de seriedad anterior.

Me siento en una silla de plástico situada frente a un póster gigante con el rostro perfecto de Scarlett Johanson a todo color. Hay algo escrito en rotulador, acompañado de una firma, parece una dedicatoria de Scarlett. Junto a ese póster hay otro, esta vez con el también perfecto rostro de Natalie Portman. Me pregunto si a quien se le ocurrió que Natalie y Scarlett protagonizaran “Las hermanas Bolena” tuvo la idea sentado/a en esta misma silla.

Finjo naturalidad, pero me resulta extraño estar aquí.  Pasados quince minutos se abre una puerta y sale la directora de casting , me recibe sonriente, me tiende la mano y me invita a entrar.

Nos sentamos en un sofá de ikea y me pide que le cuente algo sobre mí. Eso me traslada a mis primeros castings, los que hice con 16 años, donde me pedían lo mismo y yo pensaba, “dadme un texto y un personaje, ¿por qué queréis que os cuente algo sobre mí, si no soy tan interesante?“.

Esa sensación de miedo al juicio vuelve a mi piel, le cuento a la mujer cuyo nombre no recuerdo que nací en Barcelona, que hace unos años rodé una peli en Nueva York… y siento que me escudriña con la mirada y con sus dientes de sonrisa californiana.

Ella sonríe mucho y por efecto espejo yo sonrío mucho también. Veo la situación desde fuera y me hace gracia: dos mujeres sentadas en un sofá, muertas de risa mientras una le cuenta a la otra que “Al salir de clase” es el “Sensación de vivir” de la tele española.

Y entonces llega LA pregunta. Justo de antes de hacerla ella se tensa un poco, eso me extraña y me pone alerta hasta que pronuncia estas cuatro palabras: How old are you?  En español: ¿Cuántos años tienes?. Y entonces se congela.

A mí me divierte que me lo pregunte y me divierten aún más su mirada expectante y su tensión en los párpados. Le respondo: How old do you think I am? (¿cuántos crees?) Y ella me dice: veintitrés.  Y yo le digo: pues no, tengo 30.

Silencio.

¿Qué está ocurriendo? ¿Un terremoto? ¿el presentimiento de un tsunami? ¿un fantasma manifestándose detrás de mí? ¿se habrá acordado de que había dejado el fuego encendido al salir de casa ? ¿o le acaba de venir un retortijón? Una de estas opciones tiene que ser porque sus dientes desaparecen, no uno a uno, todos de golpe.

La mujer ex-sonriente traga saliva, su mirada se vuelve compasiva y cómplice, me pregunta: ¿tienes más citas en la ciudad? Le digo que sí. Entonces ella sonríe de nuevo (¿se habrá ido el fantasma?) y me da el siguiente consejo: “En tu siguiente cita, cuando te pregunten la edad, miente. Puedes hacerlo sin problema, tienes una piel estupenda y unos ojos muy vivos, aparentas diez años menos así que aprovéchalo“. Yo le respondo: “mi edad está en internet, es absurdo que mienta“.

Y entonces ella me explica porqué tengo que intentar por todos los medios que no aparezca mi fecha de nacimiento en ninguna web. Muy cariñosa y sincera, me dice: “no sé cómo será en Europa, pero aquí en Hollywood, si eres mujer, tienes que conseguir hacerte un nombre y una carrera antes de los 30. Tienes que destacar con algún papel dramático, demostrar que eres buena actriz y luego hacer alguna película comercial, pero todo esto mientras estés en la veintena. Una vez estrenado el 3 te será prácticamente imposible conseguirlo. Esto es algo que, en el caso de los hombres, funciona al revés. En su veintena no consiguen papeles interesantes, pero una vez cruzan la barrera de los 30 y empiezan a tener arrugas, cuando pasan de ser jóvenes a ser hombres, se les empieza a tener en cuenta para papeles interesantes y dramáticos. Fíjate en Michael Fassbender, ha sido ahora cuando ha empezado a triunfar. Llevaba muchos años trabajando, pero hasta que no se ha convertido en un hombre, no ha sido considerado por la industria como un actor de peso”.

Yo escucho atenta y asiento con la cabeza resumiendo mentalmente su parrafada:  Ellos cuando se convierten en hombres se vuelven interesantes, nosotras cuando nos convertimos en mujeres, no.

La mujer sonriente me mira en silencio, dándome tiempo a asimilar la información. Tras pensarlo un poco le digo con convicción que en Europa eso no es así, que en Europa puedes ser actriz a cualquier edad (Ja, que te lo crees tú, pienso en mi foro interno) y que de hecho, todas las edades de la mujer son interesantes a nivel dramático, que no tenemos porqué fingir una aparente y mitificada juventud.

Me da la razón y me dice que le parece genial que en Europa sea así, pero que estoy en Los Ángeles y aquí estas son las reglas del juego.

Al desandar lo andado y pasar de nuevo por el pasillo enmoquetado, me siento más que nunca en una peli de los Coen, ya recuerdo cual, Barton Fink.

Antes de mi segunda cita paro a comer en una terraza soleada, me pido algo muy L.A: ensalada de quinoa y burrito de tofu con queso. Puede que no me parezcan bien las normas del juego pero sí me gustan la quinoa ecológica y el tofu. Saboreando la mozzarella de mi burrito, agradezco la sinceridad de la mujer sonriente, pero me cabrea lo injusto de la situación.

Me dirijo en coche a mi segunda cita. Esta vez la oficina en la que me citan es mucho más trendy. Al estilo de un loft neoyorquino, con gente joven compartiendo mesa, ventanales gigantes, un billar en mitad de la oficina… aquí sí, me digo, aquí puedes tener 30 años y estar orgullosa de ello.

Me reciben no una, sino dos directoras de casting, claro que sí, trabajo en equipo, modernidad, co-working, me estoy viniendo arriba. A ellas les va a molar mi rollito europeo fijo, les va a incluso a parecer bastante guay que haya acudido a la cita en vaqueros, zapato plano y cero escote.

Me preguntan qué estoy haciendo en Los Ángeles y yo agradezco que no me digan eso de: háblanos de ti. Les cuento lo de mi peli indie y pronuncio la palabra “independent” con todo el carisma que soy capaz de reunir en cuatro sílabas. A ellas les parece todo muy interesante o eso cree mi recuerdo. Y sí, lo hacen, me preguntan mi edad.

Antes de continuar con mi relato quiero deciros que yo he mentido muchas veces sobre mi edad, en muchos castings en los que optaba a personajes más jóvenes que yo, ya que esos son los papeles a los que normalmente accedo. A menudo, cuando quiero acceder a castings para personajes de mi edad, no lo consigo y lo que suelen decirme es que A) tengo cara de niña o B) no parezco lo suficientemente mujer. ¿Podéis imaginar unas sílabas gigantes cayendo sobre mi cabeza? Hacedlo por favor, así entenderéis cómo me siento a veces: SU-FI-CIEN-TE-MEN-TE-MU-JER. Pero eso es tema para otro post.

Con este inciso en la historia lo que trato de decir  es que no me parece un crimen mentir sobre la edad en un casting o en cualquier otra circunstancia, para algo es tu edad y haces con ella lo que quieras.

Sigamos la historia donde la dejamos:

Me preguntan mi edad.

El tiempo se ralentiza, cambio de foco y me paro a observar los pósters colgados en la pared, son los carteles de dos pelis de Sofia Coppola, “Maria Antonieta”, protagonizada por Kirsten Dunst (que empezó su carrera siendo una niña) y “Somewhere”, con Elle Fanning (la hermana pequeña de Dakota, que es una niña). Todo parece indicar que la teoría de la mujer sonriente es cierta. Vuelvo a poner el foco en mis interlocutoras, me costaría tan poco mentir… Me fijo en la camiseta que lleva una de ellas, es de Urban Outfitters, me la probé ayer, no sé porqué no me la compré, si lo hubiera hecho tal vez ahora tendríamos un tema de conversación distinto a mi edad.

Me miran, esperan una respuesta. ¿Qué hago? ¿Sigo el consejo de la mujer sonriente o no? Puede que si miento ahora empiece un camino sin retorno en el que cumplir años sin estrenar películas me parezca deleznable. Me imagino algo así: “Oh, ¿has cumplido un año más y no te han nominado al Goya? ¡Qué horror!” o así “¡Alerta! Actriz en Madrid que no puede hacer ni de hija ni de mujer de Luís Tosar,  ¿Qué hacemos con ella? ¡no tiene edad!”

Como yo sí tengo edad, contesto: “Tengo 31″. (Sí, antes mentí, en lugar de 31 dije 30).

Ellas no mueven ni un músculo de su cara, no hay rastro de fantasmas ni tsunamis; impertérritas,  me preguntan si soy muy conocida en mi país, reforzando de nuevo la teoría de la mujer sonriente ¿os acordáis? La de “tienes derecho a cumplir años si antes te has hecho un nombre, una carrera”. A lo que yo respondo que no lo sé. Que tengo una carrera que pese a tener sus altibajos, me ha permitido matar zombies con una sierra mecánica y viajar a un invernadero de los años 30 en Canfranc. Que no estoy en la lista de las actrices más solicitadas, pero que tampoco me va mal. Que cuando no trabajo como actriz escribo, no este blog, sino mis cortos y un proyecto de largometraje que espero rodar algún día. Que el otro día entré en Urban Outfitters y estuve a punto de comprarme esa misma camiseta, pero no lo hice y ahora me arrepiento.

Ambas, muy majas, me dan las gracias por haber ido hasta allí. Yo les doy las gracias por recibirme. Las tres sonreímos mucho, nos hace muy felices darnos las gracias.

Ya en el coche, siento una pequeña victoria al darme cuenta de que he puesto el dinero exacto en el parquímetro, porque justo al hacer sonar el pipip con el mando, éste pasa de 1 minuto que me quedaba a 0 minutos. Y así es como me siento yo, con el reloj a 0, en la pantalla de inicio. En el km de 0 de sol, con todo por recorrer, muchas historias que contar y cientos de personajes que encarnar.

No me da miedo la expresión de tsunami de la mujer sonriente, porque ahora el tsunami soy yo.

 

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

NO HAY IMÁGENES INOCENTES

 

“No hay imágenes inocentes,  es una de las frases que la actriz Ariane Ascaride dice a sus alumnos en la película “La profesora de historia” (donde interpreta el papel que reza el título) cuando están trabajando en clase el simbolismo y significado de un retablo antiguo en el que aparecen representadas distintas religiones.

La-profesora-de-historiaEso abre en clase un interesante debate sobre religión y representación.

Los alumnos, que nos han sido presentados como un grupo bastante problemático, discuten y analizan la historia, el valor de las imágenes y su significado, con pasión e interés.

 

 

 

 

La_vida_de_Ad_le-927488392-large

En “La vida de Adèle”, película protagonizada por Léa Seydoux y Adèle Exarchopoulos, vemos a Adèle en una clase de lengua en el instituto.
Debaten sobre el libro “La vie de Marianne” del francés Pierre de Marivaux, que trata sobre el poder del amor y el deseo. Los alumnos no se limitan a nombrar a su autor, fecha de nacimiento y sinopsis de la obra, sinó que analizan el significado de sus palabras, intentan averiguar y comprender lo que el autor está realmente contando sobre el ser humano y en definitiva sobre ellos mismos.

 

En_la_casa-353706927-largeEn “Dans la maison” película dirigida por François Ozon, un profesor de lengua habla a sus alumnos sobre Flaubert, sobre el “Guardián entre en el centeno” o sobre grandes autores de la literatura rusa; de nuevo, queriendo analizar el significado de sus obras y los deseos de sus personajes.

Me llama la atención cómo en el cine francés se representa a los adolescentes cuando están en clase. Parece que desde la ficción se estuviera fomentando el espíritu crítico y analítico de los mismos, dándole un valor superlativo a la cultura y la capacidad de reflexión. Sean personajes empollones o gamberros, de clase baja, alta o media, talentosos o despistados… cuando se retrata un instituto en el cine galo, nunca se pierde de vista el análisis, la crítica y muy a menudo la auto-referencia a autores franceses.

Pienso en cómo  el cine americano o nosotros mismos retratamos a los adolescentes y no puedo evitar sentir envidia por el cine francés.

Entiendo que tiene que ver también con el propio sistema educativo del país. De hecho, un amigo que vive en París me contó hace poco que en el sistema educativo francés tiene mucho peso el comentario de texto: más importante que saberte de memoria los autores del siglo XVII es  saber cómo retrataban a la sociedad francesa de la época, qué hay detrás de ese retrato y como eso habla de quiénes son hoy.

En cambio, tengo la impresión de que aquí valoramos más la capacidad de memorización que la capacidad de análisis. Quizá sea cosa mía, no lo sé.

Pero el post de hoy no quiere girar en torno a nuestro sistema educativo (algo tremendamente complejo y que merece una revisión pronto), sinó en torno a nuestro cine y nuestra cultura como herramienta para reflejar quiénes somos y quiénes queremos llegar a ser.

Vuelvo a la eterna pregunta ¿el cine es un espejo que refleja la realidad o es un martillo con el cual esculpirla? Creo que un poco de ambas cosas. Por eso desde la cultura y el mundo del cine debemos reflexionar y hacer auto-crítica sobre qué tipo de adolescentes esculpimos en la gran y pequeña pantalla.

Y es que, como dice la profesora de historia: “NO HAY IMÁGENES INOCENTES”

——————————————————————————————————————–

LINS PARA VISIONADO ONLINE LEGAL DE LAS TRES PELÍCULAS DE LAS QUE OS HABLO:

http://www.plus.es/ficha/la-profesora-de-historia?tipo=E&id=1221561

https://www.filmin.es/pelicula/la-vida-de-adele

https://www.filmin.es/pelicula/en-la-casa?origin=searcher&origin-type=unique

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

OTRA MODA ES POSIBLE

¿Conocéis una marca de ropa y complementos que fabrica sus prendas a partir de basura recogida del mar, de los posos del café o de botellas de plástico? No, no penséis en nombres suecos o fineses, tampoco japoneses, la marca de la que os quiero hablar es española y se llama ECOALF.

Una empresa que nació en el 2009 con la firme voluntad de crear moda sostenible sin renunciar al diseño y la calidad. Desde que se fundó, la empresa  ha estado reinvirtiendo sus beneficios en I+D para seguir investigando y encontrar nuevos materiales que reciclar y reutilizar.  A base de investigación e innovación han creado más de 50 tejidos reciclados hechos a partir de todo tipo de residuos como redes de pesca abandonadas, botellas de plástico, posos de café o neumáticos usados.

En palabras de su fundador Javier Goyeneche: Creo sinceramente que el futuro de la moda no puede basarse solo en sentirse guapo sino en hacer lo que es correcto y sentirse orgulloso de ello”.

Me llama la atención de lo de “sentirse orgulloso de ello” y es que cuántas veces hemos comprado algo no queriendo mirar dónde y cómo ha sido fabricado. Una de esas veces puede haber sido como esta: Vemos un escaparate, algo nos llama la atención, no queremos entrar pero lo hacemos, cogemos un par de prendas casi sin darnos cuenta, vamos al probador y la chaqueta nos queda genial, además nos viene muy bien ahora que llega el cambio de estación. Cargados de pensamientos contradictorios nos dirigimos a la caja, es nuestro turno, el atisbo de duda no nos impide que entreguemos la chaqueta al agradable dependiente y nuestra tarjeta de crédito pone fin al falso dilema deslizándose durante dos segundos por el lector. Nos convencemos de que un gesto tan nimio no puede tener tanta importancia, además es sólo hoy, sólo esta chaqueta, puede que la empresa no cumpla con los valores que nosotros sentimos como propios, pero… nos repetimos como un mantra: es sólo un día, es sólo hoy, esta compra de 30euros no va a cambiar el mundo. Y salimos de la tienda queriendo olvidar este diálogo con nosotro/as mismo/as.

Bueno, no sé si vosotros habéis pasado por ahí, yo sí. Por eso encuentro que mola mucho poder llevar una prenda que nos guste no sólo por cómo nos sienta, sino también por lo que reza en su etiqueta.

FullSizeRender (7) FullSizeRender (6)

Sinó mirad mi cara de felicidad con mi mochila de ECOALF, hecha a partir de botellas de plástico recicladas.

Esta marca española fabrica también a partir de la basura que recoge del mar, así que doble virtud para ellos.

A día de hoy 165 barcos de pescadores del levante colaboran con ellos recogiendo diariamente entre 4 y 5 quilos de basura marina que luego la marca transforma en hilo con el que tejer. Con este proceso ¡¡ECOALF ha reciclado ya más de 50 toneladas de basura del mar Mediterráneo!!

Captura de pantalla 2016-05-08 a la(s) 20.16.43Otro dato que me ha parecido curioso es que la utilización de los posos de café da lugar a un tejido especialmente suave, ligero, flexible y transpirable.

O que estas zapatillas estén hechas de nylon reciclado, la suela a partir de neumáticos usados y el hilo de los cordones ha salido de botellas de plástico.

Resumiendo, que se pueden hacer las cosas de otra forma, una forma sostenible, rentable y ecológica; que aquí no nos faltan ideas ni la gente preparada e imaginativa y que la inversión en I+D es un pilar fundamental en el desarrollo de un país. Espero que de esto último tomen nota nuestros políticos algún día… Aunque ahora que lo pienso, para tomar notar de ello tendrían que estar leyendo esto y no sé porqué, no me imagino yo a Pedro Sánchez, Pablo Iglesias, Alberto Garzón, Rivera o Rajoy leyendo mi blog, ¿y vosotros/as?.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

MADRES MIRANDO AL FUTURO

 

Hoy es el día de la madre y si hace un año en el blog echábamos la vista atrás para entender de dónde viene esta celebración (La proclama del día de las madres) hoy vamos a mirar al futuro, ya que creo que precisamente una de las mayores preocupaciones de una madre es el futuro de sus hijos.

Y de ese futuro habla precisamente el documental MAÑANA (Demain), que se ha estrenado este fin de semana en España y que es  una muy buena opción para celebrar el día de la madre mirando al futuro. mañanacartel

El documental está co-dirigido por Melanie Laurent y Cyril Dion, que en 2012 leyeron un informe publicado por la revista científica NATURE que alertaba de que, a no ser cambiemos nuestra forma de explotar el planeta y sus recursos, el ser humano podría extinguirse de aquí a 2100. Ojo, no está tan lejos, unos 70 años.

Pero no os penséis que quiero que celebréis el día de la madre viendo un docu catastrofista y desesperanzador, no, ¡todo lo contrario!  El punto de vista del documental es optimista y vitalista.

Precisamente el documental lo que hace es mostrarnos opciones de cambio, otras formas de hacer y de organizarse, no utópicas e irreales, si no formas que ya existen y se aplican en otras comunidades. Cyril y Melanie emprenden un roadtrip dividido en 5 capítulos: Agricultura, Energía, Economía, Democracia y Educación, donde dan a conocer las iniciativas emprendidas por ciudadanos y también desde distintos estamentos públicos (como es el caso de Copenhaguen o el gobierno de Finlandia) para desarrollar una economía y agricultura sostenibles, una educación que no atrofie el desarrollo emocional y creatividad de los peques y una democracia más cercana a la gente.

¿Sabíais que la agricultura a pequeña escala es más productiva y rentable que la de las grandes empresas que controlan el mercado?

¿Sabíais que aproximadamente un 80% del producto agrícola que se produce en el mundo no es para alimentarnos a nosotros sino para alimentar al ganado a nivel industrial?

¿Sabíais que economía y ecología sí pueden ir de la mano?

¿Sabíais que en Detroit, una ciudad devastada por la crisis, sus ciudadanos se alimentan sobre todo gracias a los huertos urbanos y auto-gestionados por ellos?

¿Sabíais que los niños desarrollan mucho mejor sus habilidades e inteligencia si se centran más en el gozo de aprender que en los resultados? (aquí vamos hacia atrás con la reválida)

Paro ya porque estaría una hora más hablando, ay, escribiendo y os paso un link al trailer e info de la peli: http://www.demain-lefilm.com/

El capitalismo exacerbado nos inculca que el cambio no es posible, que no disponemos del tiempo ni de las herramientas para cambiar las cosas, que el cambio nos queda grande… Por eso cuando escuchamos noticias catastrofistas terminamos por desconectar, pensar en otra cosa y poner el despertador para ir a currar al día siguiente, que suficiente tenemos con lo nuestro.

Pues bien, si algo tiene el capitalismo es que nos da un gran poder a nosotros, los consumidores; cada vez que consumimos, el cómo y el dónde lo hacemos es nuestra decisión y puede ser nuestra aportación a una sociedad mejor, más sostenible y empática. Así que consumamos en el pequeño comercio de nuestro barrio, intentemos comprar alimentos cultivados por pequeños agricultores, rechacemos la bolsa de plástico cada vez que compremos algo, comamos menos carne, no compremos cosas que no necesitemos, reciclemos, etc.. Y si tenéis tiempo, anímáos a ir al cine a ver MAÑANA y me contáis qué os ha parecido.

Cada día hacemos política, cada día dibujamos el mañana.

Madres, el mañana de vuestros hijos empieza hoy.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

RECOMENDACIONES EXPRÉS PARA EL DÍA DEL LIBRO

¿Se te ha echado el día del libro encima y no sabes qué libro regalarle a tu pareja, a tu amigo, a tu madre o tu padre, a tí mismo/a?

Pues aquí unas recomendaciones exprés:

FullSizeRender (3)– ¿Tienes un amigo, un primo, un hermano que va a ser padre? Pues regálale HARRY PATTER y el Pañal filosofal. Un libro que prepara desde el humor a esos futuros padres aterrorizados ante lo desconocido. Divertido y sobre todo, muy didáctico y práctico

FullSizeRender (2)

 

– Si te gustó PERSÉPOLIS, la película de la iraní Marjane Satrapi que estuvo nominada al Óscar representando a Francia. Debes leerte POLLO CON CIRUELAS de la misma autora, que ganó el premio al mejor cómic en uno de los Festivales más importantes del mundo, el de Angoulême.   Un libro bello y romántico que te meterá por completo en el Teherán de 1958.

FullSizeRender (1)– Uno de mis libros favoritos, CUANDO VOLVAMOS A CASA, de Núria Gago.   Un libro lleno de personajes urbanitas que se enamoran y desenamoran, sufren y se divierten y sobre todo que buscan su camino y su lugar en la vida. Tiene una parte dramática que te calará muy hondo, pero sobre todo es positivo y te permite pasar por distintos estados: ríes, lloras, te angustias, te excitas, te intrigas…

FullSizeRender– Si te gustan las historias sobre la familia, te recomiendo el cómic SANGRE DE MI SANGRE de Lola Lorente.  Un cómic que oscila entre la realidad y la fantasía, entre lo ingenuo y lo perturbador y que indaga en los sueños y recuerdos y en las relaciones jerárquicas que se establecen en cada familia.

 

mientrasescribo– ¿Tienes ganas de escribir pero no encuentras la inspiración o el momento? ¿no sabes si serás capaz? Pues agarra este libro que vienen curvas, MIENTRAS ESCRIBO, de Stephen King. Una joya literaria llena de consejos para aspirantes a escritores, contados desde la humildad de un genio.

 

 

 

chica-miedo-3– Y un libro del que os hablé hace poco, LA CHICA MIEDOSA QUE FINGÍA SER VALIENTE MUY MAL, de Barbijaputa. Una novela llena de humor y romance con una protagonista interesante, compleja y divertida.

 

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

TAN CERCA Y TAN LEJOS

 

Son las cuatro de la tarde y Manuel Burque y yo nos dirigimos al punto de encuentro, el Teatro de La Latina, allí hemos quedado con Antonio y Diana, voluntarios de la ONG Solidarios (http://www.solidarios.org.es/).

Solidarios es una ONG que trabaja en muchos ámbitos de nuestra sociedad, ayudan a personas con discapacidad, a gente mayor sin recursos, a personas sin hogar y también realizan una labor muy importante en centros penitenciarios, organizando actividades culturales para los presos.

Este último punto es el motivo por el cual Burque y yo estamos llegando a la cárcel de Valdemoro, hoy se proyecta allí Requisitos para ser una persona normal, la presentaremos y haremos un coloquio con los presos.

Estoy nerviosa, mis únicos referentes de un centro penitenciario son de ficción, parece que las cárceles no existen en el mundo real, pero sí existen y en ellas hay personas reales.

En el coche no dejo de hacer preguntas como:

¿Y cuánto tiempo puedes estar a la espera de juicio en la cárcel? Hasta 4 años, en teoría el máximo es de dos pero se puede prorrogar hasta cuatro.

– ¿Puedes estar 4 años en la cárcel, que haya juicio y la sentencia sea absolutoria? Sí.

¿Y puedes estar 4 años en la cárcel, que no haya juicio y salir sin que se te haya declarado ni culpable ni inocente? Sí.

¿Y qué tipo de delito ha cometido la gente que vendrá hoy? A lo que me contestan que de todo tipo, desde hurto, tráfico de drogas, asesinato machista o violación. Pero que la gran mayoría son casos de robo y drogas.

– Trago saliva. ¿Y la actividad es voluntaria? Sí y pueden asistir presos de cuatro módulos distintos.

¿Son todo hombres? Sí.

¿Cuál es la última peli que vieron? “La naranja mecánica” y generó un debate muy profundo.

– No me extraña, añado. ¿Cómo funciona el régimen de visitas? ¿Tienen televisión? ¿Cómo se ponen de acuerdo para qué canal ver? ¿Qué horarios hacen? ¿Y las visitas? ¿Y la comida? ¿Y el médico?

No puedo parar de hacer preguntas y de hablar, es algo que me pasa cuando estoy muy nerviosa y quiero relajarme, pero hoy me produce el efecto contrario.

Me siento un poco culpable por estar inquieta, los nervios que siento surgen del miedo a lo desconocido, de la excitación de acercarme a un mundo extraño… pero sabiendo que por la noche dormiré en mi casa.

Lo que pasa es que ese mundo no es tan extraño en realidad, la cárcel de Valdemoro está a 30 kilómetros de la ciudad en la que vivo y en ella habitan cientos de personas, personas que han cometido un delito, pero personas que en muchos casos (no en todos) antes ser de culpables, han sido víctimas de exclusión social (repito, no todos los casos).

Llegamos, la sensación es la de estar en mitad de la nada. Tras el primer control bordeamos con el coche unos edificios marrones, son las casas del director y los funcionarios de prisiones, viven ahí. ¿Con sus familias? Sí, viven ahí con sus familias.

Nos hacen dejar el móvil en el coche, pero antes de entrar al centro nos hacemos esta foto:

IMG_20160422_100629

En la sala de espera hay una chica con dos niños pequeños que juegan con una pelota.

Una puerta metálica se abre ante nosotros, avanzo hasta la segunda esperando que se abra a mi paso, parece que por un momento se me olvida donde estoy, ésta no se abre hasta que la anterior se ha cerrado completamente a nuestra espalda.

Entramos, no sabemos cuántos presos asistirán. Para nuestra sorpresa y alegría, la sala se llena.  Mientras presento la peli rastreo las miradas, busco el contacto visual para calmar los nervios. En mi voz interior no dejo de escuchar las palabras: delito, culpable, robo, asesinato... busco el contacto visual para callarla y dichas palabras mutan por curiosidad, desconfianza, persona.

Arranca la peli y Burque y yo nos sentamos al fondo. Empiezo a pensar que tal vez esto no haya sido muy buena idea, no tengo muy claro que el público de mi peli sea este y de pronto… se ríen. Se ríen con Borja y con María de las Montañas, estos hombres acusados por delito de drogas o por robo con violencia entran en el universo naïf de la película. Me parece alucinante estar conectando con los 150 presos a través de una peli tan naïf. Os confieso que yo misma me flipo un poco y no dejo de pensar en lo maravilloso del cine y de las historias, que te conectan contigo mismo y con los demás. Este sentimiento tan bonito choca en mi cabeza con la imagen de las víctimas de los delitos… vamos, un batiburrillo de pensamientos y sensaciones.

Entonces, arranca el coloquio. Nos dan la enhorabuena y nos hacen preguntas de todo tipo. Me impresiona el hecho de que se hayan sentido identificados con María de las Montañas y me sorprende ver un cambio en las miradas con las que me encontré al principio. La desconfianza ha desparecido en la mayoría, el diálogo fluye, la empatía crece, el cine remueve y remueve para bien. Todos los ahí presentes hace dos horas éramos completos extraños y ahora, pese a seguir sin conocernos realmente, sentimos que hemos compartido algo bonito en comunidad.

Tras el coloquio, un chico rumano se me acerca, pienso que si se me acercara en la calle desconfiaría, pero tras la charla de 40 minutos que hemos tenido, siento que nos unen más cosas de las que nos separan. Me dice que le ha inspirado mucho ver la película y que él también ha luchado por sentirse normal. Me dan ganas de abrazarle, pero no me atrevo a hacerlo.

Me diréis que suena todo muy buenista y tal vez así sea, mi contacto con los presos ha sido breve y en unas circunstancias muy determinadas, pero para mí ha sido muy importante darme cuenta de que vivimos de espaldas a la cárcel, solo la nombramos cuando salen casos de corrupción o asesinatos escabrosos. No pensamos en la gran cantidad de personas que se encuentran recluídas porque cometieron un error, cogieron el camino equivocado y merecen una segunda oportunidad. De acuerdo, se la tienen que ganar, pero es que el objetivo de los centros penitenciarios según nuestra constitución es la rehabilitación y luego la reinserción.

El artículo de la constitución es el 25.2 y dice así:

Las penas privativas de libertad y las medidas de seguridad estarán orientadas hacia la reeducación y reinserción social y no podrán consistir en trabajos forzados. El condenado a pena de prisión que estuviere cumpliendo la misma gozará de los derechos fundamentales de este Capítulo, a excepción de los que se vean expresamente limitados por el contenido del fallo condenatorio, el sentido de la pena y la ley penitenciaria. En todo caso, tendrá derecho a un trabajo remunerado y a los beneficios correspondientes de la Seguridad Social, así como al acceso a la cultura y al desarrollo integral de su personalidad. 

En el camino de vuelta siento que  hoy he conocido un poco más mi ciudad y que he conectado con el lado humano de un sector que por inercia tendemos a deshumanizar. Pienso en los presos, de todas las edades por cierto, con los que he estado hablando e intento imaginar cómo será su vida cuando salgan de prisión.

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

El poder de un libro

Hace más de 150 años una mujer, Harriet Beecher Stowe, escribió un libro que marcaría un antes y un después en la historia de Estados Unidos. Estoy hablando de la novela “La cabaña del tío Tom”.

Harriet Beecher Stowe is shown in this undated drawing. A professor of American literature at Clemson University in Clemson, S.C., Susanna Ashton, says her research indicates Stowe harbored a fugitive slave from South Carolina just before she started writing her novel "Uncle Tom's Cabin." Ashton says John Andrew Jackson shared his painful experiences of slavery prompting Stowe to write the novel. The first chapter appeared in the "National Era," an anti-slavery-weekly, of Washington, on June 5, 1851. It appeared later in book and as a play. (AP Photo)

La novela llegó a convertirse en el libro más vendido de la época y removió las conciencias de cientos de miles de norteamericanos, consiguiendo abrirles los ojos en torno al tema de la esclavitud, que en ese momento estaba legalizada y para muchos era natural.

El libro les ayudó a asomarse a esa realidad desde un prisma más humano, algo que quizás muchos no habían hecho antes debido a la educación y cultura recibidas.

Puede ser que entre las personas a las que les afectó el libro se encontrara Abraham Linclon, pues la abolición de la esclavitud se convirtió en uno de los pilares de su pensamiento político.

Cuenta la leyenda que en 1862, cuando estaba a punto de terminar la Guerra de Secesión, Lincoln conoció a Harriet, se le acercó y le dijo: “así que es usted la mujer que ha desatado esta guerra“. Una guerra que terminaría con la abolición de la esclavitud en Estados Unidos. Nunca podremos saber a ciencia cierta si ese intercambio de palabras realmente exisitó, pero sí que el libro supuso una fuerte sacudida para la sociedad de la época.

Stowe-Uncle-Tom-London-frontis-title

Este es un ejemplo de cómo un libro puede cambiar la historia.

No es lo mismo leer una noticia en un periódico, que meterte en una historia, conocer a los personajes, implicarte en sus vidas, imaginarlos en tu cabeza, quererles un poco y entonces, sentirte conmocionado por su destino.

 

Se acerca el día del libro y creo que esta historia nos hace reflexionar sobre la importancia de la lectura como fuente de conocimiento y empatía. Un ejemplo de la cultura como instrumento transformador de la sociedad.

Y no puedo evitar preguntarme si va a hacer falta que en Europa alguien escriba “La cabaña del tío Tom de nuestros tiempos” para que abramos los ojos y nos rebelemos contra la injusticia. Una cabaña del tío Tom donde las víctimas serían los cientos de miles de seres humanos que están huyendo del terrorismo y la barbarie y los verdugos estarían representados en los dirigentes europeos que, vestidos con elegantes trajes, toman decisiones inhumanas desde sus atalayas de poder.

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

MI BESO FAVORITO

Me he despertado creyendo que toda la comunidad de instagram se había vuelto loca de amor, iba bajando en el timeline de mi cuenta (¿se dice timeline en instagram?) y todo eran besos, besos y más besos.

Me ha gustado creer que por un momento todos y todas nos habíamos vuelto locos de pasión, pero no, los internautas no han sido poseídos por el fantasma del beso, resulta que hoy es el día internacional del mismo.

Mucha gente ha colgado fotos de sus besos de cine favoritos, creo que se lleva la palma el beso bajo la lluvia de Desayuno con diamantes… He pensado en cuál sería el mío y mi beso favorito de ficción no forma parte del legado cinematográfico, sinó del televisivo. Se trata del beso entre Willow y Tara en una de mis series favoritas: Buffy la cazavampiros. 

Buffy_zpssioombcv

Una serie que marcó una generación, o tal vez a los más freakys de una generación, entre los que yo me incluyo. Creada por Josh Weddon y protagonizada por Sarah Michelle Gellar, recorre durante siete temporadas la vida de un grupo de amigos y lo que supone el paso de la adolescencia a la vida adulta. Sí, hay vampiros, brujas y demonios… pero no por eso es una serie con menos profundidad, al contrario, está llena de simbología. La lucha interior de su protagonista, Buffy, está brillantemente reflejada en su necesidad de llevar una vida de adolescente como el resto de sus amigos y tener que ser la cazavampiros (esa labor simboliza el paso a la vida adulta llena de responsabilidades y riesgos).

Podría dedicar 50 posts a hablar de Buffy y su valor, pero voy a centrarme en el tema del beso.

En la serie, una de sus protagonistas, Willow, se enamora de Tara, una joven bruja que inicia a Willow en el mundo de la brujería.

Dejadme que haga aquí una parada para comentaros como, una vez más, el hecho fantástico (aquí la brujería) se usa para hablar de conflictos importantes y en un momento dado Willow empezará a coquetear con la magia negra para acabar haciéndose adicta a la misma y tendrá que pasar por un periodo de desintoxicación. Un ejemplo de como usar la fantasía para reflexionar sobre la vida y en este caso el peligro de las adicciones.

Pero ¡vayamos al beso de una vez!

buffybesoWillow se enamora y tiene una relación duradera con Tara, convirtiéndose ésta en la relación lésbica más larga de la historia de la televisión. Fueron novias durante dos temporadas  y media, pero por algún motivo los directivos de Warner se resistían a que se dieran un beso, es decir, eran novias pero sin besarse. Tuvieron que pasar dos temporadas para que por fin se diera el beso que todos los fans de la serie estábamos esperando. Hay que darle el valor que se merece a este beso y es que el público de la serie era adolescente, que ellas se querían (no quiero decir que dos chicas que no se quieren no puedan besarse, pero aquí hablamos de un beso de amor, sin morbo por el hecho de que sean chicas) y era la tele americana en abierto.

Así que viva Buffy, viva los besos libres y viva el género fantástico, un cristal maravilloso a través del cual acercarnos al mundo que nos rodea para intentar comprenderlo mejor. 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest